Baños de estilo romano: ideas y consejos para decorar un baño al estilo de la antigua Roma

Baño estilo romano: consejos e ideas de decoración
¿Sueñas con tener un baño de estilo romano? Descubre cómo conseguirlo con ideas y consejos de decoración sin grandes reformas y con poca inversión. Toma nota.


El culto al cuerpo y a la mente son algunos de los valores que más apreciamos en la vida moderna. Conseguir que un espacio como el cuarto de baño nos ayude en esta tarea es más fácil con una decoración pensada para el relax y la ‘slow life’ (vida tranquila). Si hablamos de un baño estilo romano, nos viene a la mente ese lugar donde practicar nuestros rituales de higiene y belleza rutinarios en un ambiente decorado elegantemente, que desprende tranquilidad y relax. 

Ya, desde la antigua Roma eran conscientes de esta necesidad de crear espacios de baño donde disfrutar de un ambiente de armonía y relajación, incluso de relación social. Las grandes termas públicas ‘balneas termas’ o los llamados baños privados, ‘balmes o balneum’ formaban parte de la vida de los romanos, ¿por qué no imitarles y crear nuestro propio baño estilo romano? Relajémonos y pongamos en práctica algunos consejos para conseguir nuestro propio ‘balneum’.

Bañera, ducha o ¿las dos a la vez?

El eterno dilema en el cuarto de baño es si dejamos la bañera o cambiamos bañera por ducha. Esto depende no solo del espacio disponible, en un baño pequeño casi siempre optamos por instalar ducha. La decisión también depende del uso, si te encantan los baños relajantes en tu bañera de hidromasaje o te gusta más la energía de una ducha. 

https://www.lavabosduchas.es/714-thickbox_default/banera-de-hidromasaje-matrix-190×160-cm.jpg

¿Sabías que las duchas a ras de suelo se llaman duchas a la italiana o romanas? Parece que este tipo de ducha se inspira en la tradición de las termas de la antigua Roma, así que empecemos por la decoración de la ducha para nuestro baño estilo romano.

Elige un revestimiento para baños similar o igual en la ducha que en el suelo del baño, obtienes un espacio abierto totalmente integrado. También puedes crear este efecto con platos de ducha extraplanos, si no quieres hacer obra o no cuentas con la inclinación necesaria para poner una ducha a ras de suelo

Utiliza baldosas cerámicas, granito o mármol como revestimiento principal. En el caso de las baldosas, el gresite nos recuerda a los clásicos mosaicos romanos, puedes cubrir toda la ducha, realizar una combinación de revestimientos o hacer un diseño con franjas o grecas de este material sobre un fondo neutro. Una mampara de cristal transparente con una hoja fija es perfecta para evitar salpicaduras sin ocultar la decoración.

El espacio abierto en este tipo de ducha te permite instalar un asiento y algunos accesorios de baño para montar tu propio spa en casa. Estudia bien las zonas y crea una iluminación en el baño con ambientes diferentes, para momentos de relax o para activarse por las mañanas.

Si tienes un espacio amplio, en tu baño estilo romano no puede faltar una bañera. Exenta o empotrada, imitando a antiguo o las más modernas con hidromasaje, todos los modelos se pueden adaptar perfectamente a este estilo decorativo. Si vas a realizar una reforma completa, apúntate a la moda de los cuartos de baño de microcemento, son ideales para convertir tu baño. Este revestimiento permite imitar cualquier textura y color dando la sensación de un material muy natural, recrea una auténtica terma romana clásica o versiona tu baño estilo romano con un toque moderno.

Estilo clásico

Se puede decir que un baño de estilo romano es el perfecto para los amantes de lo clásico y del lujo. Elige un revestimiento de piedra natural, un cuarto de baño de mármol sería la perfección, en tonos blancos como en colores más cálidos como el beige. Combina con una grifería clásica dorada o en negro, una de las tendencias en baño que perdura. Rompe la monotonía de la baldosa con algún dibujo o cenefa en gres rústico para que quede más decorativo.

La madera siempre es un aliado en la decoración del baño. Aporta calidez y te permite jugar con los colores, contrastando los tonos o dando luminosidad con una madera clara. Si te gusta el estilo clásico pero la frialdad de la piedra no te convence, utiliza madera noble en el mueble de baño e incluso para decorar el exterior de la bañera. Si el baño es pequeño será suficiente utilizarla en detalles, en un baño grande no tengas miedo de usarla. Unas cortinas a ambos lados de la bañera a juego con el color de la madera, aportan intimidad y homogeneizan la decoración.

Estilo moderno

En algunas termas de la antigua Roma utilizaban otros materiales como ladrillo, piedra rústica, mármol o estuco, decorando con dibujos de mosaicos suelos y paredes. Para modernizar el estilo de baño romano que buscamos, podemos adaptar estos materiales con las tecnologías más modernas. Una bañera de hidromasaje a ras de suelo con un embellecimiento de gresite hará que te sientas como en unas termas de verdad. Elige una luz cálida, aromatiza con aceites esenciales y decora con plantas el baño.

Una reforma barata adaptada a un baño pequeño también es posible si quieres disfrutar de un baño de estilo romano en tu piso urbano. Utiliza colores marrones, beige y tierra. Coloca dos cortinas de tela a los lados de la bañera con algún detalle como unas grecas, tiras de madroños o pompones, usa la misma decoración en las toallas y te servirán para decorar. 

Decora el baño con vinilos adhesivos imitando el gresite, decora la pared de la bañera o de la ducha y pon alguna franja en las paredes del baño para dar continuidad a la decoración. Instala una grifería nueva de estilo clásico y no hace falta nada más. Si queda algo soso, siempre puedes decorar el baño con cuadros de estilo clásico con alguna escena de termas antiguas para recrear el ambiente, unas velas y algunas plantas y ¡perfetto!

Columnas, falsas bóvedas, un mural cerámico, jarrones… No te olvides los detalles, siempre decimos que para cambiar de estilo no es necesario realizar una gran reforma en el cuarto de baño. Cambiando los textiles y algunos detalles decorativos puedes tener tu baño estilo romano sin apenas obra y por poco dinero.

Conseguir un baño estilo romano no es difícil, ni tiene por qué suponer una gran inversión en la reforma de tu baño. Coge estas ideas que te hemos dado y adáptalas a tu baño. Es sencillo, y rápido, en poco tiempo conseguirás un baño de estilo romano a tu gusto.

Productos en nuestra Tienda