Cuarto de baño mitad pintado mitad azulejo: ventajas, desventajas e ideas para inspirarte

Baño mitad pintado mitad azulejos

Un baño alicatado por completo ya no se lleva. La tendencia es el baño mitad azulejo mitad pintado. Descubre los pros, los contras y los mejores ejemplos.


Las últimas tendencias en baños apuestan por más originalidad en los revestimientos. Colocar de manera diferente las baldosas -en vertical, oblicuas-, usar materiales nuevos como en los cuartos de baño de microcemento, azulejos con texturas, revestir los baños con papel pintado o combinar en el baño mitad azulejo mitad pintado. 

Alicatar hasta el techo los baños, está pasado de moda. Si te han entrado ganas de hacer una reforma en el cuarto de baño apúntate a lo que ahora se lleva, un baño mitad azulejo mitad pintado. La acertada combinación de colores y texturas a la hora de elegir los azulejos del baño contribuyen a crear sensación de espacio y aumentar la luz, perfecto en una habitación como el cuarto de baño en el que muchas veces estamos limitados.

Ventajas y desventajas de un baño alicatado a media altura

El cuarto de baño es un espacio de la casa con unas características específicas de humedad y temperatura, por eso a la hora de elegir revestimientos hay que pensar bien el tipo y dónde lo vamos a poner. Hasta hace poco lo habitual era el alicatado total, pero ahora, la moda se impone y el baño mitad azulejo mitad pintado es lo que se lleva, veamos las ventajas y desventajas de elegir este tipo de revestimiento.

Ventajas:

  • Versatilidad. Un baño mitad pintado mitad azulejo te permite mayor versatilidad para combinar con el resto de la decoración de la casa, sobretodo en un dormitorio con baño en el que buscamos cierta homogeneidad en el estilo decorativo. 
  • Económico. El trabajo de alicatar paredes y suelos además de los materiales es la parte más cara de la reforma de un cuarto de baño. Pintar el baño es más sencillo de hacer y se convierte en la opción más económica.
  • Fácil de renovar. No tener azulejos en todo el baño facilita cualquier reforma futura que quieras hacer. Además, este revestimiento combinado te permite renovar cada temporada la decoración de tu baño cambiando el color de la pintura. 
  • Fácil limpieza. La pintura permite tener un baño fácil de limpiar, con un paño húmedo queda listo. Aunque tengas limpiar las juntas de los azulejos no será pesado, ya que la superficie de azulejo será mucho menor que en un revestimiento completo. 

Desventajas:

  • Ambiente húmedo. En superficies donde hay mucha humedad como sería el caso de la ducha no es lo más conveniente porque la pintura se estropea antes. En estas zonas siempre es mejor la opción del alicatado.

Teniendo en cuenta los pros y los contras, optar por una combinación de pintura y azulejos sería la clave para un baño actual y sacar provecho de las ventajas de cada revestimiento. La pintura que vayas a utilizar en el cuarto de baño es especial, al ser un lugar donde la humedad por condensación es importante. Elige una pintura que además de lavable, sea transpirable, resistente al agua y con fungicida incorporado, así previenes la aparición de manchas de moho y humedad. Elige azulejos para las zonas más húmedas como la ducha o bañera.

 

5 + 1 estilos diferentes de decoración para un baño mitad pintado mitad azulejo

Diseña tu reforma antes de empezar, algunos materiales como los azulejos una vez puestos no te permiten cambios hasta la próxima reforma. Si te apuntas a la moda del cuarto de baño con azulejo y pintura, busca tu estilo propio y encuentra la inspiración en algunas de estas ideas. 

Nórdico

Los nórdicos son expertos en crear espacios luminosos. Si te gusta el estilo de los baños nórdicos y, aunque tengas un baño interior, el dúo azulejos pintura funciona muy bien. Atrévete a darle un toque original y utiliza los azulejos tipo metro en el baño, pero, colócalos de forma diferente para resaltar su diseño. Contrasta con colores pastel y no te olvides de colocar un bonito espejo redondo.

Vintage

El diseño vintage en baños nunca pasará de moda, no falla y no aburre por su gran versatilidad. Si lo prefieres más clásico, los sanitarios retro con pie, en porcelana blanca, una bañera exenta o una lámpara de lágrimas para la iluminación del baño marcan el ambiente a la perfección, acompañalo de azulejos blancos brillantes y contrasta con pintura verde ‘mint’. Si por el contrario buscas un baño retro urbano, usa el contraste extremo. Un precioso suelo imitando las baldosas hidráulicas de época en blanco y negro, sanitarios y alicatado a media altura en blanco brillante y remata la parte superior del baño con pintura negro pizarra o gris oscuro, decora el baño con cuadros de láminas vintage ¡muy elegante y juvenil! 

Rústico

Lo rústico se lleva, no importa si es en un piso de la ciudad como si es el baño rústico de tu casa de campo. Una bonita opción es alicatar la pared hasta una altura de 1,20 rematando con una cenefa o moldura cerámica. Aplica en la parte superior una pintura a base de cal que queda parecido al estuco, el envejecimiento de este material es perfecto para este estilo. Los detalles en madera natural poco trabajada no pueden faltar para la encimera del lavabo o mueble. Es la ocasión de poner un suelo vinílico imitando los terrazos de las casonas de pueblo. También puedes aprovechar ese aparador antiguo como mueble de baño y así decorar el baño con cosas recicladas

 

Industrial

El diseño y el interiorismo es cíclico, todo vuelve. Así pasa con el estilo de baño industrial que lleva unos años llenando las portadas de las revistas de decoración baños. Elegante o desenfadado, los colores, los detalles, las formas, conforman este estilo decorativo. Utiliza una paleta de colores grises y negros en fuerte contraste con el blanco, tanto pueden ser los azulejos en blanco y la pintura en oscuro como al revés. Un detalle precioso es usar en el sellado de las juntas de los azulejos el tono de contraste, sin son oscuros pinta la lechada en blanco y si los azulejos son blancos las juntas mejor en negro ¡el resultado es espectacular!

Mediterráneo

Se acerca el verano y queremos disfrutar de baños frescos que nos recuerdan al mar. Usa la tendencia de baño mitad pintura mitad azulejo como clave para la decoración de un baño estilo Mediterráneo y acertarás. ¿Cuál es el color perfecto? El azul o verde mar, sin duda. Este es el año del Pantone Classic Blue, muy elegante aunque sea oscuro lo podemos poner en un baño pequeño ajustando la medida de superficie pintada. Azulejos blancos brillantes, un poco de mármol para el toque chic y deja una franja pequeña en la parte superior de las paredes para pintar de marino, detalles en oro y nunca nos cansaremos de tener un cuarto de baño elegante como este. Otra de las combinaciones que no fallan en cualquier piso es usar el alicatado en la zona bañera, unos azulejos color azul turquesa atrapan la mirada, el resto pintado en blanco suaviza y calma.

Baño pequeño

En cuartos de baño pequeños coloca azulejos hasta media altura, remata con una cenefa y pinta la parte superior de la pared. Esta combinación te permite crear la sensación de más altura en el baño y además, te saldrá más económico. La elección de un color claro dentro de la paleta cromática sirve para agrandar el espacio visualmente y aumentar la luminosidad, sobre todo si hablamos de baños sin ventanas donde buscamos amplificar la luz existente, elige azulejos de formato grande y brillantes. Si quieres una nota de color, prueba con gris claro, una tonalidad muy a la moda y que resulta también luminoso.

 

Como norma general cuando vas a reformar y quieres un baño mitad pintura mitad azulejo es colocar el alicatado hasta una altura que sobrepase el lavabo para evitar salpicaduras. Los expertos aconsejan una altura no inferior  1,20 cm. Pero, como has visto, la creatividad se dispara y esta combinación azulejo pintura es perfecta para dar rienda suelta a la imaginación, además de ahorrar dinero evitando el alicatado total.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *