Claves para conseguir un baño fácil de limpiar

Baños fáciles de limpiar

Existen baños fáciles de limpiar y otros que no lo son tanto… En LavabosDuchas te damos ideas para conseguir que la limpieza de tu baño sea más sencilla.


Una de las estancias del hogar donde más limpieza e higiene debemos tener es el baño. ¿Cada cuánto tiempo hay que limpiarlo? Por lo menos dos veces a la semana, aunque esto depende bastante del número de personas que lo utilicen. Si hablamos de baños utilizados por muchas personas, la limpieza diaria se hace necesaria. No es una tarea que nos guste hacer pero es inevitable, así que lo mejor es que nos lleve poco tiempo y que quede perfecto. Un baño ordenado es más fácil de limpiar, si además no está saturado de cosas nos llevará menos tiempo.

Los elementos que más sufren el uso son la taza del váter y el lavabo por los restos de jabones, pasta de dientes, etc. Elementos como la mampara de la ducha o bañera se mantiene limpias si le pasamos un paño todos los días tras la ducha y con limpiar más profundamente una vez a a semana sería suficiente. El polvo de los estantes y armarios se mantienen limpio pasando un trapo semanalmente. El suelo hay que barrer y pasar una fregona aprovechando que limpias la taza y lavabo.

Cuando te planteas una reforma como la del baño es importante pensar en aspectos como el presupuesto que vas a gastar o el estilo que te gustaría darle, pero también debemos pensar en la funcionalidad. Los muebles de baño nos tienen que resolver los problemas de almacenaje que tengamos, además de combinar bien con los sanitarios. Elegimos ducha o bañera según el espacio disponible o nuestro gusto personal. Compramos accesorios de baño bonitos para tener un estilo homogéneo. Pero un detalle importante en el que a veces no pensamos es en tener un baño fácil de limpiar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sube Susaeta Interiorismo (@subeinteriorismo) el

¿Oscuro o claro, qué color se limpia más fácil?

Cuando vemos los baños de las revistas de decoración, impecables y brillantes, nos enamoramos enseguida sin pensar en cómo va a resultar en el uso diario. Hay colores que disimulan más la suciedad, se nota menos y otros en los que acabas de pasar la bayeta y ya se ve sucio de nuevo.

Colores claros

Si hay un color ideal para que siempre parezca limpio un baño es el blanco. No sirve para todo, este color es idóneo para los sanitarios, muebles y paredes pero no para los suelos. Los tonos neutros como el gris o los dibujos de una baldosa hidráulica disimulan la suciedad así que son los mejores para el suelo del baño. La madera en tonos claros es perfecta, da calidez y no se ensucia mucho.

Colores oscuros.

Muy bonitos, pero deben estar siempre impecables. El negro se ha puesto de moda en los baños de estilo moderno, es sin embargo uno de los colores donde se nota más la suciedad, estarás todo el día con el trapo. Si te gusta el negro o los colores oscuros no renuncies a tu idea,  juega con el color. Elige el oscuro para perfiles o textiles y contrasta con el blanco de los sanitarios y lavabo, una opción perfecta que te permite disfrutar de un color elegante.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Visier Arquitectos (@visierarquitectos) el

Sanitarios

La evolución en el diseño de los sanitarios ha sido increíble. Hace unas décadas las bañeras e inodoros eran todas iguales, la diferencia podía estar en el tamaño pero poco más. Los catálogos actuales tienen tal cantidad de diseños diferentes que a veces no sabemos cuál elegir.

  • Sanitarios suspendidos. El inodoro y el bidé suspendidos son la mejor opción para facilitar la limpieza del baño. Un modelo de línea simple es sencillo para limpiar y combina tanto en un baño de estilo clásico como moderno, además es antibacteriano por lo que la higiene está garantizada.
  • Cisterna integrada. Muy a la moda, las cisternas integradas no se ven así que no tendrás que limpiar.
  • Lavabo encastrado. Los modelos de lavabos encastrados son más fáciles de limpiar al estar integrados en el mueble. No se ven las tuberías que quedan ocultas en el mueble y se mantienen menos expuestas al polvo.

Elige muebles que faciliten la limpieza del baño

Siguiendo la línea de los sanitarios, la mejor opción es optar por un mueble de baño suspendido. Si prefieres que vaya a suelo, elige uno de línea lisa sin tiradores. Los colores claros son la mejor opción y se nota menos la suciedad. Los muebles de baño de madera aguantan muy bien la humedad y los tonos claros o naturales disimulan la suciedad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sube Susaeta Interiorismo (@subeinteriorismo) el

Revestimiento de suelo y paredes

Hemos pasado del alicatado total de suelos y paredes a elegir, pintura, papel pintado, madera o azulejos de todo tipo. Estos materiales novedosos están preparados para aguantar la humedad pero algunos son más apropiados y convierten nuestro baño en un espacio fácil de limpiar. Los azulejos para baño son la mejor opción para una limpieza fácil y duradera. El papel pintado o la pintura acaban sufriendo la humedad  y es necesario cambiar o pintar más a menudo, los azulejos son casi para toda la vida. Elige un alicatado con pocas juntas y en color blanco o neutros para las paredes, en el suelo está bien algo de dibujo o color para disimular las manchas y suciedad.

Si quieres olvidarte de limpiar todos los días el baño, opta por un estilo minimalista. Elegante, moderno y sobrio, Pocos elementos donde se acumule el polvo y líneas depuradas para pasar un trapo rápidamente. En lugares donde el problema de la dureza del agua es importante debes tener más cuidado en el aseo diario, hay algunos trucos sencillo para evitar la cal en el baño y te aconsejamos colocar un buen filtro antical para evitar problemas mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *