Cómo arreglar una cisterna

Cómo arreglar una cisterna

¿Quieres saber cómo arreglar una cisterna? En LavabosDuchas te contamos cómo reparar los problemas más habituales que puede sufrir nuestra cisterna.

El uso constante del inodoro implica que, en un momento un otro, se haga imprescindible arreglar la cisterna. Tanto en hogares como en negocios, el cuarto de baño es uno de los lugares de uso habitual y, dadas sus condiciones, es importante tener un mantenimiento regular y cortar cualquier posible avería grave.

En este sentido, muchas personas se preguntan cómo arreglar una cisterna para evitar contactar con un fontanero. La avería de una cisterna de retrete es de las más comunes que pueden producirse y, además, es posible que pueda arreglarse de forma individual sin necesidad de contactar con un profesional. En cualquier caso, se trata de pequeños arreglos relacionados con el fallo o deterioro de alguna de las piezas y partes de una cisterna (LINK) que, en caso de resultar más complicados o graves, implicaría la consulta de un profesional para evitar averías de mayor gravedad.

Es decir, puede no resultar muy complicado realizar el mantenimiento de una cisterna pero cuando se trata de asuntos más complicados es importante consultar con un fontanero.

Cómo reparar una cisterna
Es importante reparar la cisterna a tiempo para evitar pérdidas abundantes de agua o por el contrario, evitar la acumulación de residuos.

Cómo arreglar una cisterna: sus averías más frecuentes

Por lo general, el mecanismo de una cisterna de retrete es susceptible de sufrir algunas averías comunes que, en muchas ocasiones, pueden arreglarse de forma sencilla. A continuación te detallamos las averías más frecuentes:

Pérdidas de agua

Una de las averías más comunes que suelen presentarse es la pérdida de agua de la cisterna. En este caso, puedes consultar el artículo del post en el que también te contamos cómo reparar una cisterna que pierde agua y conocer todos los consejos y trucos que te permitirán solventar este problema.

Cómo arreglar una cisterna que pierde agua
Las pérdidas de agua en la cisterna son algunas de las roturas más habituales en el hogar.

Roturas en el tanque de agua

Una rotura en el depósito de agua es, también, una de las posibles averías de nuestro inodoro que implicarían arreglar la cisterna. Para reparar el depósito y cubrir cualquier posible rotura es importante:

  • Cerrar la llave de paso
  • Vaciar por completo el tanque de agua y secarlo
  • Utilizar algún material aislante que permita cubrir el espacio de rotura.
  • Comprobar que tras llenar de nuevo el tanque no existe ninguna pérdida en la cisterna
  • Si el problema persiste, contactar con un profesional que pueda sellar de mejor forma el depósito.
  • En el peor de los casos, si no tiene solución será necesario comprar una cisterna nueva.
Cómo arreglar el mecanismo de una cisterna
El mecanismo interior de la cisterna puede fallar por causas como la acumulación de suciedad o el desgaste de los componentes.

Fallos del mecanismo

Cuando falla alguno de los mecanismos internos de la cisterna del retrete es común que se produzca una pérdida constante de agua que podemos reparar siguiendo las instrucciones que especificamos en el post sobre las razones por las que una cisterna pierde agua. Por lo general, se trata de algún tipo de avería en el flotador de la cisterna o en la válvula de descarga que no suelen ser complicadas de arreglar.

¿Cómo arreglar una cisterna de botón?

Cuando se produce una avería en una cisterna con pulsador es frecuente que la consecuencia más inmediata sea la pérdida de agua, que fluirá constantemente por las paredes del inodoro generando un ruido continuo. Esto hace que el tanque de carga no funcione de forma correcta y que, por tanto, no sea posible “tirar de la cadena”.

1. Comprobar la tapa del tanque

Para arreglar una cisterna de botón lo que primero debemos comprobar es que la tapa del inodoro se encuentra en la posición correcta. En caso contrario, incluso un leve desplazamiento podría interferir con el correcto funcionamiento del botón de la cisterna.

2. Comprobar la varilla

Si todo está correcto, es posible que el problema se relacione con la varilla interior que une el pulsador con el sistema de descarga de agua. Si esta varilla no se encuentra en posición vertical o se ha desplazado, simplemente habría que colocarla de nuevo en su posición original y la cisterna de botón volvería a funcionar con normalidad.

3. Comprobar el botón pulsador

Finalmente, aunque menos habitual, es posible que se haya roto el propio botón pulsador. En este caso, se trataría de sustituir la pieza por otra similar. Para ello, es necesario desmontar por completo el mecanismo de la cisterna y extraer la pieza que queremos cambiar. Es importante que, en este punto, nos aseguremos de realizar dos tareas:

  • Llevar la pieza dañada cuando vayamos a comprar una nueva para asegurarnos que sea similar y encaje de forma correcta en el mecanismo.
  • Comprobar que no existe ninguna otra pieza dañada y que, efectivamente, el problema se reduce únicamente al botón de la cisterna.

Agradecimientos:
Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es
De Wikimedia.orgCC BY 2.5, Enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *