Cómo doblar toallas

La tarea engorrosa de doblar y guardar toallas en el baño puede convertirse en algo esencial y precioso para la decoración del baño si eliges el método adecuado. Realza el valor de tus toallas como objeto decorativo además de funcional es posible si eliges unas toallas bonitas que complementen la decoración y aporten el toque de color que falta.

Unas toallas sencillas dobladas con imaginación aportarán un toque personal a la decoración si tienes un baño pequeño y no hay sitio para objetos decorativos.

Combina tejidos diferentes y gamas de colores, dobla las toallas de manera original y colócalas en un lugar que se convierta en el foco de atención al entrar en el cuarto de baño.


Personalizar tu baño es fácil con alguno de estos métodos que te mostramos para doblar toallas.

Agrupa por colores

Si aún no has comprado toallas, piensa en la decoración de tu baño y combina los colores para crear un conjunto estético que combine bien. En un baño minimalista en el que tenemos todo el espacio despejado y en color monocromo, colocar las toallas dobladas por colores aportarán el toque de color que combine o contraste con el resto de elementos.

Mezclar toallas de diferente color
Mezclar toallas de diferente color

Toallas en forma de rollitos

Las toallas enrolladas quedan ideal en una estantería o en una cesta del baño, además de dar una imagen de orden puedes combinar los colores para convertirlas en un objeto de decoración.

Pasos a seguir:

  1. Dobla la toalla a la mitad para conseguir un cuadrado.
  2. Dobla una esquina hacia el centro del cuadrado.
  3. Dobla la esquina contraria, hasta unirla con la primera en el centro del cuadrado.
  4. Voltea la toalla de manera que las esquinas dobladas estén con la cara hacia abajo.
  5. Comienza a enrollar de una esquina de la toalla a la otra.
Cesta para doblar toallas
Cesta para doblar toallas

Cómo doblar toallas grandes

Doblar una toalla de manos es sencillo y colocarlas en orden no se hace complicado pero con las toallas grandes de baño o ducha que ocupan mucho más sitio, doblar y luego guardar no es fácil dado que ocupan mucho espacio. Si es para colgar en el toallero dobla la toalla grande en tres, a lo ancho y cuélgala así para que seque mejor. Doblar las toallas grandes para guardar en un mueble de baño requiere seguir unos sencillos pasos para mantener el orden.

Pasos a seguir:

  1. Sostén la toalla estirada, de forma vertical. De manera que el frente de la toalla esté hacia ti.
  2. Coge las esquinas superiores y ponlas a la altura de los hombros. Estira.
  3. Lleva una esquina hacia la otra, buscando un punto de dos tercios del ancho de la toalla. Sujeta ahí, mientras doblas la segunda esquina hacia la primera. Así creas tres capas.
  4. Distribuye los dobleces, moviendo suavemente la toalla.
  5. Coge la toalla entre tu barbilla y tu pecho.
  6. Consigue el punto medio de la toalla, a lo largo. Levanta tu barbilla para dejarla caer a la mitad de abajo.
  7. Después dobla la toalla de nuevo. Colócala en una superficie plana para poder hacer el segundo doblez.
  8. Ahora ya puedes guardar tu toalla en el armario.
Doblar toallas y presentación en estanterías
Doblar toallas y presentación en estanterías

Dobla toallas como los profesionales

Este método de doblado lo usan los profesionales en los hoteles, puedes doblar tus toallas así para guardarlas en el armario de baño o para colocarlas sobre la cama si tienes invitados y quieres hacer una detalle decorativo original.

Pasos a seguir:

  1. Estira bien la toalla sobre una superficie plana.
  2. Dobla a la mitad para que quede un cuadrado.
  3. Dobla de nuevo por la mitad para que se forme un rectángulo.
  4. Divide la toalla en tres líneas imaginarias, dobla un extremo hacia dentro, y luego dobla el otro extremo sobre este doblez.

Toallas con formas de animales

Doblar toallas en forma de Cisne
Doblar toallas en forma de Cisne

Si hay niños en casa, una forma bonita de doblar toallas es darles forma de animales al estilo origami. Para no liarte mucho puedes optar por doblar solamente una y que forme parte de la decoración. Hay formas sencillas que puedes enseñar a los niños y ellos mismos aprenderán a doblar toallas y a tener bien ordenadas sus cosas.

El origami es el arte japonés de doblar papel de forma creativa, también lo puedes usar para doblar toallas de forma creativa y divertida como complemento a la decoración de tu baño.

Doblar una toalla con forma de cisne es un recurso muy utilizado en los hoteles como detalle para los huéspedes, con estos sencillos pasos lo podrás conseguir también para tu baño:

Pasos a seguir

  1. Estira bien la toalla.
  2. Dobla las esquinas superiores hacia el centro, hasta que se encuentren las dos puntas de arriba.
  3. Enrolla los bordes exteriores hacia el centro.
  4. El resultado será una flecha, que debes convertir en una Z.
  5. Tumba la Z y apriete las esquinas para establecer las curvas.

Doblar toallas de forma alargada

Cuando tenemos un baño pequeño hay que optimizar espacio y adaptarnos al sitio existente. Muchas veces los espacios de almacenaje son estrechos y largos y a la hora de guardar las toallas nos resulta muy complicado doblar bien las toallas y que quede ordenado. Sigue estos pasos si te encuentras con un armario de baño alargado en el que guardar las toallas:

Pasos a seguir

  1. Dobla la parte larga de la toalla a la mitad.
  2. Dóblala de nuevo a la mitad, llevando el lado largo hacia abajo.
  3. Llevar el borde del dobladillo un tercio hacia adentro.
  4. Lleva el otro lado hacia el centro, llegar al borde.
  5. Coloca las toallas con el doblez hacia el frente para que quede más estético.

Dobla toallas según el método Konmari

El método de la japonesa Marie Kondo tiene como lema ‘Ordena tu casa y ordenarás tu vida’, esta gurú del orden se ha convertido en todo un fenómeno mediático con sus libros y vídeos llegando a formar parte de la lista de las personas más influyentes del planeta según la revista ‘Time’.

El método Konmari (juego de palabras con el nombre y apellido de Marie Kondo) se basa primero en desechar todo lo viejo y lo que no usamos y doblar la ropa de manera que se pueda guardar de forma vertical y no horizontal para tener todo a la vista.

Pasos a seguir:

  1. Dobla la toalla por la mitad a lo ancho y de nuevo por la mitad a lo largo.
  2. Divide visualmente la toalla en 3 partes y dobla una sobre la otra de manera que al ponerla de pie se sostenga, ¡reto conseguido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *