Cuartos de baño de microcemento: pros y contras

Cuarto de baño de microcemento


Los baños de microcemento están más de moda que nunca. Descubre las ventajas e inconvenientes de este material y empieza a aplicarlo en tu aseo. Sin duda, es uno de los revestimientos más utilizados en baños y cocinas por decoradores y arquitectos, su versatilidad y fácil aplicación lo han convertido en el material perfecto.

¿Qué es el microcemento?

El microcemento es actualmente uno de los materiales más utilizados en el mundo de la construcción y es tendencia en baños en la decoración de interiores. Este material está compuesto por cemento mezclado con áridos, fibras, resinas y polímeros, el cual se puede pigmentar con cualquier tono de color y tiene acabados diversos: liso, con textura, mate o brillo. Se puede aplicar al suelo, a la pared o al techo del baño sin tener que quitar previamente el revestimiento instalado, lo que constituye una de las grandes ventajas para decidirse por un cuarto de baño de microcemento.

Para saber algo más y decidir los materiales de tu próxima reforma, vamos a analizar los pros y contras de este material en los cuartos de baño.

Ventajas de los baños de microcemento

  • Sin obra. La mezcla de varios componentes en la formación del microcemento lo convierten en un material de gran adherencia que se puede aplicar sobre casi todas las superficies. No hace falta desescombrar para quitar el alicatado, se aplica directamente sobre los azulejos de la pared y el suelo. Al no tener que hacer obra, reduce el tiempo y el coste de la reforma.
  • Antideslizante. Un lugar donde la humedad por condensación o el agua pueden provocar resbalones, se soluciona fácilmente poniendo microcemento en el baño. Según el acabado, el microcemento puede convertirse en el mejor antideslizante para el baño. Es la solución perfecta si quieres evitar caídas en el baño.
  • Impermeable. Aunque es poroso, aplicando un sellador en la última capa, se hace tan impermeable que lo puedes utilizar para revestir la ducha de obra o bañera. ¡Adiós a las filtraciones y a tener que renovar sellados en las juntas!
  • Resistente. Este material es muy robusto, sin embargo su grosor no supera los 2-3 milímetros. Aguanta muy bien la humedad, el calor, el agua y por eso un baño de microcemento es una opción tan valorada y tan de moda.
  • Versatilidad. Como se puede aplicar sobre casi todas las superficies, sirve para forrar suelos, paredes, techos y hasta bañeras o duchas. Vale tanto para exterior como para interior y ofrece una variedad muy grande en acabados y colores.
  • Sin mantenimiento. Lo bueno de los baños de microcemento es que al ser una superficie sin juntas, la suciedad se acumula menos y con un tratamiento antihongos el resultado es de diez. Conseguimos un baño fácil de limpiar, pues con agua y jabón neutro es suficiente para una higiene segura, aunque es recomendable completar la limpieza aplicando cada cierto tiempo cera acrílica diluida.
Mueble de baño suspendido modelo Taiga
Mueble de baño suspendido modelo Taiga

Contras de un cuarto de baño de microcemento

  • Fisuras. Con el tiempo y debido a las tensiones pueden aparecer fisuras en el microcemento. El problema es consecuencia de una mala aplicación o de una mala calidad del material. Elige siempre profesionales de confianza y con experiencia.
  • Manchas y filtraciones. Al ser un material poroso, para ser utilizado en el baño y en determinadas superficies donde el contacto con el agua es habitual, se aconseja aplicar un sellador impermeabilizante y protector. Evita usar limpiadores abrasivos.

Encuentra la inspiración para tu baño de microcemento

La balanza se inclina mucho más a favor de este material que en su contra. Pero si todavía estás dudando, te damos algunas ideas e inspiración para que tú también puedas disfrutar de un baño de microcemento top. Guíate por los blogs de decoración donde encontrarás ejemplos y direcciones recomendadas.

Cambia la decoración del baño en verano de manera fácil aplicando microcemento en las paredes, suelo, techo, ducha y hasta en el mueble de baño. La sensación de frescor y de limpieza es ideal sobretodo si se trata de tu segunda vivienda.

Un baño juvenil es un firme candidato a la moda del microcemento en el baño. Moderno, no aburre y tan fácil de limpiar que adolescentes y parejas jóvenes pedirán a gritos este material versátil.

El microcemento es también la opción perfecta para baños modernos pequeños. Al tratarse de una superficie continua y sin juntas, la sensación de amplitud agranda el espacio. Además, si queremos prescindir del color original gris porque nos parece algo frío, un tono blanco o un acabado brillante permite que la luz se refleje y de una mayor sensación de calidez en el baño. Combina el microcemento en superficies con una encimera en madera natural para el lavabo, una mampara de cristal transparente sin perfilería y pon un suelo vinílico en el baño que contraste. Un baño pequeño pero con mucho encanto.

Cuarto de baño de microcemento

Para propuestas más atrevidas existen acabados originales como los metálicos (bronce, acero, aluminio, cobre) y texturas. Dale forma a tus ideas y disfruta de un baño de ensueño. Con esta base de microcemento tienes baño para rato. Cambiando de vez en cuando la decoración y los textiles estrenarás baño cada temporada.

Un baño de microcemento combina con todos los estilos; en un baño rústico, moderno o de tendencia minimalista se integra perfectamente. Los acabados y las texturas de este material versátil se adaptan al gusto personal de todos y también al bolsillo, y en muchas ocasiones resulta más barato que colocar azulejos en paredes y suelos. Nos ha convencido. ¿A ti también?. Esperamos tus opiniones y fotos con el resultado.

Productos en nuestra Tienda