Grifo normal o grifo termostático, ¿cuál elijo?

Grifo normal o grifo termostático

Hay elementos en el cuarto de baño que parece que no tienen importancia pero una mala elección puede estropear esa reforma del baño tan deseada. Nos estamos refiriendo a la grifería. Seguro que no miras tantos modelos de grifos como de azulejos, sin embargo el grifo es uno de los elementos funcionales del baño más importantes. Debemos analizar bien el modelo a instalar, los pros y los contras, una buena grifería dura muchos años y es importante conocer las diferencias para acertar con el modelo que mejor conviene a cada elemento del cuarto de baño. ¿Son todas las griferías iguales? La respuesta es no.

Si empezamos por la marca, debes saber que en el mercado hay tal cantidad de fabricantes que resulta difícil decidirse por uno de ellos. Las principales marcas de grifería del mercado son todas de gran calidad y cada una tiene sus especificaciones en cuanto a diseño y características. Echa un vistazo a nuestras recomendaciones y elige modelo de grifo según el precio y el diseño que mejor se adapte a tu cuarto de baño.

Seguro que en los últimos años has oído hablar de los grifos termostáticos para bañera o ducha y aquí es donde surgen las dudas ¿qué modelo de grifería será mejor para la ducha? ¿grifo normal o grifo termostático? ¿pongo el mismo tipo de grifo para el lavabo? Intentamos aclarar tus ideas con las principales características de cada uno, te queda lo más difícil, elegir de entre todos los diseños que encontrarás en nuestra web.

Instalación

Si vas a contar con la ayuda de un fontanero la instalación no va a ser un problema pero si te has decidido a hacerlo tú, encontrarás grandes diferencias entre un grifo termostático o un grifo normal. La principal ventaja del tradicional es que su instalación es de lo más sencilla, cualquier persona sin conocimientos previos es capaz de instalar este tipo de grifos. El grifo termostático requiere precisión, es necesario colocar en el sitio adecuado cada pieza del grifo para que funcione correctamente. También es importante tener en cuenta que a la hora de reponer algún recambio que se ha estropeado por el uso, reparar el grifo termostático requiere algo más de pericia para que no te dé muchos problemas.

Ahorro energético

Grifo normal
Los grifos normales pueden presentar diseños realmente elegantes.

La principal diferencia entre grifo normal y grifo termostático es que éstos son más rápidos a la hora de calentar el agua para la ducha o baño, lo que supone un ahorro de agua y energía considerable. El mando del caudal del grifo termostático al ser de gran precisión regula perfectamente la cantidad del chorro de agua en cada momento. Un ahorro de hasta un 40% en la cantidad de agua que consume un grifo termostático respecto a uno normal, es una gran diferencia. En la actualidad también encuentras en el mercado grifos normales con dispositivos de ahorro de agua muy interesantes si prefieres elegir este tipo de grifería.

Con un grifo termostático como el modelo Aroa, no tienes que esperar a que el agua se caliente y adquiera la temperatura idónea. El mando de los ºC es tan preciso que siempre tendrás la temperatura deseada rápidamente. Además al tener un tope de seguridad de 38 grados, ahorras energía ya que su diseño mecánico inteligente es capaz de mezclar el agua a la temperatura que desees, conservando el caudal de agua constante.

Diseño y precio

La grifería termostática tiene diseños más modernos que se adaptan muy bien a la estética funcional de un baño minimalista o de un estilo más actual. Si tu baño es de estilo tradicional, vintage, retro o te gusta lo clásico encontrarás mucha más variedad en los grifos normales. El catálogo de grifería abarca todos los estilos si nos decantamos por un grifo normal, la variedad de modelos es infinita y se adapta a cualquier diseño de baño.

La grifería termostática es bastante más cara que la convencional. El grifo normal al tener muchísima más variedad de modelos tiene también mayor abanico de precios. Ocurre lo mismo si necesitas algún recambio, el grifo normal lleva piezas que cuestan muy poco respecto a los recambios de la termostática.

Es importante valorar dónde poner cada tipo de grifo, si vas a poner un grifo para el lavabo no es de gran utilidad que sea termostático ya que se utiliza mucho más el agua fría que una temperatura constante. Sin embargo en una ducha con columna de hidromasaje o en una bañera debes valorar todos los aspectos a la hora de elegir un modelo de grifo termostático o un grifo normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *