Cómo evitar la humedad por condensación en el baño

Humedad por condensación ¿Cómo evitarla en nuestro baño?
Humedad por condensación ¿Cómo evitarla en nuestro baño?

La humedad por condensación favorece la aparición de moho en paredes. Te contamos cómo quitar la humedad de las paredes de forma eficaz.


Nos enfrentamos a uno de los problemas más comunes en muchos hogares, la humedad. Donde más aparece es en el lugar donde se produce más condensación de agua y ese sitio es el cuarto de baño. El exceso de humedad favorece la aparición de mohos, que aparte de ser antiestético es perjudicial para la salud. Si quieres evitar esas manchas negruzcas en la pintura, en las esquinas de la bañera o ducha o en la cortina del baño, si quieres evitar también el deterioro de tus muebles de baño madera o los metales por culpa de la condensación y de la humedad te enseñamos algunos trucos y consejos.

Cómo prevenir la humedad

Tras una ducha o baño a altas temperaturas se produce un exceso de humedad por contraste de temperatura. El agua caliente genera vapor que se condensa en superficies más frías como el espejo, los muebles de baño o en las paredes ¿Qué puedes hacer para que no se empañe todo el baño?

Ventila tu baño

Abre bien la ventana del baño el tiempo suficiente para hacer desaparecer la condensación tras la ducha o baño. El problema viene cuando tu baño no tiene ventana, en este caso lo ideal sería instalar un extractor de baño. Los extractores son aparatos conectados a la salida comunitaria, conducen el vapor por ahí hacia el exterior. Mantén bien limpia la rejilla del extractor y elige un extractor con la potencia adecuada al tamaño del baño. Enciéndelo el tiempo que dure la ducha y 5 minutos más al acabar para eliminar bien el exceso de humedad.

Ventilar el baño para evitar la humedad por condensación

Calienta el baño

Como ya hemos dicho la diferencia de temperaturas aumenta la condensación. Si el baño es pequeño este problema se acentúa más. Para evitar en lo posible esto, enciende la calefacción cuando hace frío para que no haya tanto contraste de temperaturas. Un radiador secatoallas hace las veces de calentador y mantiene a tu gusto las toallas cuando sales de la ducha.

Limpia y seca

Es muy importante realizar una limpieza regular del baño y de manera correcta, por lo menos una vez a la semana. Un baño limpio evita que se acumule el polvo y atraiga el moho. Limpia y seca a fondo allí donde el agua se acumula más fácilmente, lavabo, váter, bidé, ducha y bañera. Limpia la cortina de la bañera dos veces por mes. Tras la ducha es bueno pasar una rasqueta de silicona a la mampara para quitar el exceso de agua, tendrás tu mampara limpia a diario.

Evita fisuras y atascos

Revisa bien las juntas de la bañera y la ducha, comprueba que la silicona esté en buen estado, si no es así cámbiala, evitarás problemas de fugas de agua. Si has colocado una mampara en la bañera o en la ducha, vigila que la estanqueidad sea perfecta. Mantén limpias las tuberías de los sanitarios, los restos de jabones y otros desperdicios taponan los desagües ayudando a la formación de humedad y de hongos. Evita los atascos de las tuberías limpiando regularmente.

 

Pequeños trucos para generar menos humedad

Cómo evitar la humedad por condensación

Coloca un grifo termostático, una de las múltiples ventajas de este tipo de grifos es que al mantener una temperatura constante no calienta el agua en exceso y provoca menos vapor.

¿Vas a pintar los azulejos del baño o el techo? Utiliza pintura especial antimoho para las paredes y techo, este tipo de pintura frena el exceso de hongos y moho, es transpirable al vapor de agua y muy resistente a la humedad. Separa los muebles de la pared, no nos referimos por supuesto a los que están fijos, pero si tienes un carrito aléjalo unos centímetros y se acumulará menos agua. Coloca los geles y champús en una cesta de baño que permita que el agua no se acumule bajo los botes.

Cómo quitar la humedad de las paredes

Cómo quitar la humedad de las paredes del baño

A pesar de todos tus esfuerzos, en algunas partes se han formado zonas con moho. ¿Cómo puedes limpiar?

Quitar la humedad de las paredes con lejía

El uso de la lejía es muy eficaz contra las manchas de moho en las paredes. Además resulta una forma muy sencilla y cómoda de limpiar la humedad que aparece en nuestro baño y otras estancias con humedad por condensación. Sólo necesitas:

  • Aplicar lejía en una esponja.
  • Frota con suavidad

También podemos emplear alternativas a la lejía, como por ejemplo el oxígeno activo. Su forma de aplicación es similar y sus resultados también.

Quitar humedades con vinagre y bicarbonato

La combinación del vinagre y el bicarbonato sódico son una solución simple y eficaz para la eliminación de manchas de humedad, así como la cal que aparece en nuestro baño:

  • Aplica vinagre y bicarbonato sobre la superficie a tratar
  • Frotar con un cepillo
  • Emplea una bayeta o esponja suave para limpiar la zona

Otra posibilidad es emplear agua oxigenada, en cualquier caso son unos estupendos limpiadores caseros. Basta con pulverizar y frotar con un cepillito para hacer desaparecer las manchas de moho.

Esperamos que estos consejos te ayuden a evitar la humedad por condensación en el baño y no tengas que dedicarte a secar las paredes cuando quieras darte el placer de tomar un baño relajante.

Productos relacionados en nuestra Tienda Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *