Qué es el estilo zen en decoración de baños y por qué gusta tanto

Los baños de estilo zen vuelven a ser protagonistas de las mejores revistas de decoración un año más. No es de extrañar dada la calidez que transmite y la sensación de oasis personal relajante e íntimo que proporciona. Entre sus elementos imprescindibles destacan los lavabos de piedra natural, protagonistas y punto clave para lograr el ambiente deseado.

La palabra zen en japonés significa meditación y es el nombre de una escuela del budismo que aboga por lograr a través de la sabiduría un estado físico y mental superior o de “iluminación”. Aplicado a la decoración, es la configuración de un espacio que transmita sensación de paz, descanso, relax, orden y armonía natural.

O, dicho de manera más coloquial y sencilla, el estilo zen se basa en la armonía de los elementos de cada estancia, su distribución y equilibrio. Gracias a ello transmite tranquilidad, sosiego, calma, intimidad y calidez. ¿Y quién no se siente a gusto en un lugar capaz de transmitir esas sensaciones?

Algunos elementos que ayudan a crear un baño de estilo zen son los lavabos de piedra natural, la iluminación cuidada, los elementos de líneas simples o la presencia de madera o bambú.

Lavabos de piedra natural, protagonistas de los baños de estilo zen

Si hay unos elementos clave en los baños de estilo zen sin duda alguna son los lavabos de piedra natural. Este tipo de lavamanos atrae la mirada, crea ambiente y transmite la naturalidad y la pureza de líneas que los caracteriza. En torno a su presencia puede articularse la decoración del baño al completo; la iluminación, los materiales empleados, el diseño de los demás elementos que lo conformen y la distribución del espacio, entre ellos.

Cómo determinar cuál es el lavabo de piedra natural ideal para tu baño zen

¿Te preguntas cómo elegir el lavamanos de piedra natural adecuado para tu baño? Te damos unas pistas que te ayuden a encontrar el perfecto para ti. Según el tipo de piedra natural empleada en la fabricación de estos lavamanos tendrán uno u otro color.

1. Los lavabos de piedra de tonos oscuros como los gris marengo, cenizas y pizarras son un foco central de atención que permite la combinación con paredes blancas o chapadas en madera. Son elegantes y sobrios.

2. Los lavamanos elaborados en piedra de colores claros como el marfil, gris perla o el beige armonizan con maderas suaves o destacan con las de tonos vivos. Aportan una agradable sensación de frescura, sencillez y naturalidad al ambiente.

3. Los lavabos de piedra natural de tonos rosados, tierra y coral suave son originales y refrescantes, y se convierten en un punto focal de la estancia al combinarlos con otros elementos, suelos y paredes de colores más claros. Transmiten calidez y aportan un toque de originalidad a tener en cuenta.

 

Lavamanos de piedra natural: elige la forma según tu gusto y estilo de vida

Cuadrados, cónicos, asimétricos, ovalados, circulares… Las formas que pueden tener los lavabos de piedra natural son diversas. En buena parte puedes elegir el adecuado para ti basándote en criterios puramente estéticos, quedándote con el que más te gusta o el que te resulta más elegante o más atractivo. Si dudas entre varios es interesante que tengas en cuenta tu estilo de vida antes de decantarte por uno. Valora si utilizas habitualmente el lavabo para algo más que para lavarte las manos o los dientes y, en caso de que la respuesta sea afirmativa, piensa en cuál de ellos podrías hacerlo con mayor comodidad.

Lavabos hondos o planos, dependiendo de su uso habitual

Una buena forma de dar con el adecuado es tener en cuenta quién va a usar el lavabo. ¿Va a estar ubicado en un baño privado solo para ti o para compartir con tu pareja? ¿Es un lavabo de uso familiar al que van a tener acceso niños o es únicamente para los invitados?  ¿Estará en un cuarto de aseo en un entorno profesional? Conocer quienes lo utilizarán habitualmente te ayudará a determinar el más adecuado.

  • Los lavabos de piedra natural muy profundos son adecuados para adultos. La razón es que, salvo que se coloque en un punto bajo o se sitúe un escalón bajo ellos, pueden resultar incómodos para niños pequeños.
  • Los senos casi planos son ideales para un aseo en el que se utilizarán principalmente como lavamanos, por ejemplo para un ambiente profesional como una oficina. También lo son para otros lugares de uso público como una consulta médica, un hotel con encanto, un local de hostelería o un gimnasio, entre otros. En el hogar resultan muy prácticos para los peques.
  • Lavabos sobre pie o sobre encimera, cuestión de diseño y distribución del espacio. Un baño zen puede disponer de lavabos de piedra natural unitarios que van sobre un pie o pedestal o que se colocan sobre un estante o encimera. Para elegir el mejor para ti ten en cuenta el espacio y tu gusto personal. Valora si prefieres que vaya colocado sobre un sencillo estante, un pie robusto, una encimera larga o un armario, y qué modelo es más adecuado para ello.

 

Si estás pensando en configurar en tu hogar o negocio de un baño estilo zen, no lo dudes más. Recuerda elegir un lavabo de piedra natural que encontrarás al mejor precio en lavabosduchas.es, te proporcionará el punto focal sobre el que articular el diseño de la estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *