Partes de una cisterna, ¿cuáles son?, ¿cuál es su función?

Partes de una cisterna mecanismo

¿Sabes cuáles son las partes de una cisterna? En LavabosDuchas te contamos las piezas básicas del mecanismo de una cisterna y cuál es su función.

Conocer los componentes de nuestra cisterna puede resultar realmente útil para identificar posibles averías y problemas. Además, muchas personas pasan por alto el mantenimiento y limpieza de la cisterna, lo que puede ocasionar daños en el correcto funcionamiento de la misma que podrían evitarse con una revisión periódica de las piezas que integran el mecanismo de una cisterna.

El inodoro es una de las partes más importantes del hogar y, en este caso, uno de los elementos más utilizados. Su uso continuo, así como su permanente contacto con el agua hace que pueda llegar a acumular suciedad en el interior de la cisterna o que pueda generar alguna avería relacionada con el desgaste de las piezas interiores de la cisterna.

Para evitar cualquier avería indeseable, o en caso de que necesites revisar el mecanismo, te contamos cuáles son las partes más importantes de una cisterna.

https://www.lavabosduchas.es/666-thickbox_default/inodoros-baratos-ronda.jpg

Piezas básicas del mecanismo de una cisterna

Partes de una cisterna básica
Aunque las cisternas varían en su mecánica y diseño, hay una serie de partes comunes a todas las cisternas que exponemos en este post.

Mecanismo de entrada de agua de la cisterna

Este mecanismo tiene la función de permitir la entrada de agua al tanque de la cisterna: se encarga de recargar el depósito del inodoro tras cada uso del mismo, de manera que mantiene el tanque en condiciones óptimas para cuando sea necesario accionar de nuevo el mecanismo.

El mecanismo de entrada de agua en la cisterna puede tener dos posiciones diferentes: entrada lateral, que podemos identificar por su forma de site, o entrada inferior que reconoceremos por una forma completamente recta.

Descargador de la cisterna

El mecanismo de descarga de la cisterna tiene la función de abrir el espacio de salida del agua para vaciar el tanque, es decir, para vaciar el depósito de agua. En este sentido, podemos encontrarnos con dos tipos de descargadores de cisterna: pulsador o tirador.

Actualmente, el pulsador es el tipo de descargador de cisterna más frecuente, aunque aún es posible encontrar un mecanismo con tirador en retretes antiguos o que, tras una reparación, han conservado la pieza con este sistema de vaciado. Respecto a esta pieza, resulta interesante valorar el uso de un mecanismo de doble descarga que permite un considerable ahorro de agua. Esta pieza facilita la dosificación del agua para elegir la cantidad de descarga que necesitamos en cada momento. La doble descarga es la más utilizada en la actualidad y la que, generalmente, se encuentra presente en la mayoría de los retretes: podemos identificarla con un pulsador doble que habilita esta selección de descarga.

Independientemente del mecanismo que acciona el vaciado de agua, el funcionamiento es similar en ambos casos y ambas piezas se unen al cuerpo completo del descargador encargado del completo vaciado del depósito.

Funcionamiento de las partes de la cisterna
Así funcionan las distintas partes de una cisterna.

Flotador de cisterna

El flotador de la cisterna, también denominado boya, tiene como función regular la cantidad de agua acumulada en el depósito. De esta forma, la boya permite que el tanque recargue la cantidad exacta de agua necesaria para su uso y que el mecanismo de entrada de agua de paso a una cantidad concreta.

El desplazamiento o avería del flotador de la cisterna puede acarrear consecuencias muy indeseables, especialmente relativas al desbordamiento de agua a través de la tapa del retrete o, incluso, puede llegar a afectar al correcto funcionamiento de otras piezas incluidas en el mecanismo interior de la cisterna. Así, es importante revisar con periodicidad el estado de las piezas internas de nuestras cisterna para evitar alguna de estas averías, que si bien no requieren un gran desembolso para su reparación, pueden suponer una tarea engorrosa.

Latiguillo de la cisterna

El latiguillo de la cisterna es la pieza que suele encontrarse en la parte lateral del retrete y que tiene como función conectar el mecanismo interno de la cisterna con el sistema de carga de agua. Es en el latiguillo donde podemos encontrar la llave de paso de agua y, por tanto, debemos tenerlo muy presente a la hora de abordar el arreglo de cualquier tipo de avería.

Una de las averías comunes en el latiguillo de la cisterna se produce cuando la rosca de cierre no está ajustada correctamente dando lugar a un pérdida de agua que, si no se corta a tiempo, puede dañar de forma más severa el mecanismo. Por ello, ante cualquier humedad en el latiguillo de la cisterna debemos ajustar la rosca para frenar esta pérdida.

Es importante destacar que todas las partes de una cisterna se encuentran interconectadas y que, por tanto, un pequeño fallo en alguna de ellas puede impedir el correcto funcionamiento del sistema en su totalidad. De esta manera, revisando periódicamente el mecanismo y realizando un mantenimiento correcto nos ahorraremos disgustos, así como un consumo de agua innecesario debido a fugas de agua.


Agradecimientos:
De Wikimedia.orgCC BY 2.5, Enlace


Productos relacionados en nuestra Tienda Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *