Reparar el esmalte del lavabo: aprende a hacerlo tú mismo

Como reparar el esmalte del lavabo

¿Sabes cómo reparar el esmalte del lavabo? En LavabosDuchas te damos las claves para darle una nueva vida a tu lavabo aplicando un nuevo esmalte.

Daños en el esmalte del lavabo, posibles causaas y soluciones

A la hora de elegir el modelo de lavabo más adecuado para tu baño no solo debes fijarte en la estética, hay muchos tipos de lavabo según el material de fabricación. Una vez elegido el modelo que mejor combina con el estilo de decoración del baño, es importante leer la letra pequeña o preguntar al fabricante la manera correcta de mantener el esmalte del lavabo. Con el paso de los años, la superficie del lavabo o de la bañera pierde brillo, si quieres saber cómo reparar el esmalte del lavabo para que luzca como el primer día, sigue leyendo.

Lavabo sobre encimera Magdalena decorado rosa
Lavabo sobre encimera Magdalena decorado rosa en Lavabosduchas.es

Causas principales de daños en el esmalte del lavabo

El paso de los años, la cal, los jabones causan daños en el esmalte de los sanitarios haciéndoles perder color y brillo. Reparar el esmalte del lavabo o de la bañera no es complicado y si está en perfecto estado de uso ¿para qué cambiarlo? Te enseñamos varios métodos para arreglar daños en el esmalte que puedes solucionar sin llamar a un profesional.

Si aparece en el lavabo una fisura a consecuencia de un golpe, el primer paso que debes hacer es evaluar el daño. Reparar un lavabo roto no es complicado, siempre que no sea una grieta demasiado profunda. Tapa el desagüe y llena la pila de agua, si gotea por debajo, la grieta es profunda y no tiene solución. Es el momento de cambiar. Aprovecha y elige un modelo nuevo, hay tipos de lavabos para todos los gustos y para cada estilo de decoración. Si por el contrario no se ve pérdida de agua, el daño no ha sido grande, puedes probar a reparar el esmalte del lavabo y seguir disfrutando del servicio como hasta ahora.

lavabo sobreencimera caceres
Lavabo sobreencimera Cáceres

¿Cómo reparar el esmalte del lavabo?

Esmalte sin brillo y arañazos en el esmalte del lavabo

El esmalte del lavabo ha perdido brillo, es algo muy habitual, humedad, luz, cambios de temperatura, productos de limpieza, hacen que la pátina de brillo que recubre el lavabo pierda intensidad. O quizás tu lavabo está totalmente rayado, un estropajo muy fuerte o algún producto de limpieza inadecuado son los responsables. Estos daños estéticos son superficiales, renovar el lacado para reparar el esmalte del lavabo es la mejor idea para recuperar el sanitario y dejarlo nuevo.

Materiales:

  • Diluyente, imprimación y esmalte con acabado cerámico. Estos tres productos juntos endurecen y unifican la pintura, creando una capa que protege el esmalte.
  • Guantes y mascarilla.
  • Cinta de carrocero.
  • Pincel y rodillo.

Procedimiento:

  • Trabaja en una zona con ventilación, al usar productos químicos se necesita precaución de uso.
  • Protege el suelo ya que las manchas del restaurador son difíciles de quitar.
  • Limpia la superficie del lavabo con el diluyente para eliminar restos de suciedad y a continuación seca bien. 
  • Protege con cinta de carrocero las partes que no quieres pintar y los bordes en contacto con la pared o mueble.
  • Utiliza guantes y mascarilla.
  • Con una brocha aplica la imprimación primero en las zonas más delicadas y luego el resto del lavabo.
  • Deja pasar el tiempo recomendado para el secado correcto de la imprimación y a continuación aplica el esmalte de la misma manera que la base, zonas delicadas con pincel y el resto con rodillo o paleta. 
  • Respeta los tiempos de secado para un acabado perfecto.

Si el daño en el esmalte del lavabo es en zonas concretas y superficial, utiliza un reparador en espray. El procedimiento es similar pero más sencillo: Limpia el lavabo y seca. Aplica el espray sobre la zona afectada y deja secar.

Lavabo suspendido modelo Turin
Lavabo suspendido modelo Turin

Desconchones y fisuras leves

Seguro que algún tarro de crema o frasco de perfume se ha caído al lavabo más de una vez y el esmalte ha saltado, o al limpiar con un estropajo has rayado la superficie. Para estos pequeños deterioros reparar el esmalte del lavabo es fácil con un reparador de porcelana sanitaria que consta de masilla y endurecedor.

Procedimiento:

  • Limpia la superficie del lavabo a reparar.
  • Aplica una capa fina del restaurador cerámico sobre la zona dañada con un pincelito.
  • Elimina el exceso con disolvente.
  • Deja secar el tiempo recomendado antes de su uso.

Manchas en el esmalte del lavabo

La cal y las sales minerales del agua dejan, con el tiempo, manchas oscuras o amarillentas en la superficie de la pileta. Existen soluciones casera para reparar el esmalte del lavabo sin necesidad de comprar productos comerciales.

  • Vinagre blanco y limón. Existe en los comercios vinagre blanco para limpieza que mezclado con limón tienen un potente efecto blanqueador. Usa una taza de 125 ml de vinagre y añade el zumo de un limón. Frota la zona a limpiar con el líquido y un estropajo.
  • Bicarbonato de sodio y agua oxigenada. Usa 100 gramos de bicarbonato y 20 ml de agua oxigenada para hacer una mezcla espesa que aplicaremos frotando sobre las manchas. Deja actuar 20 minutos y enjuaga. Puedes añadir jugo de limón para acentuar el efecto blanqueador.
Como reparar el esmalte de un lavabo
Como reparar el esmalte de un lavabo

Cuidados y mantenimiento del esmalte del lavabo

Cuando compres un lavabo nuevo ten en cuenta el material de fabricación para usar el método de limpieza adecuado y evitar la aparición de manchas o rayazos.

  • El esmalte del lavabo es bastante resistente a los golpes. Pese a ello, usa un limpiador libre de ácidos que atacan el esmalte.
  • Los lavabos de cerámica esmaltada son más resistentes a los productos de limpieza, pero el impacto de objetos puede dejar marcas. Utiliza un limpiador comercial para baños en su mantenimiento habitual.
  • Los lavabos acrílicos son muy fáciles de mantener limpios, utiliza un jabón neutro.

La limpieza del baño regular, una mano de pintura de vez en cuando, cambiar la silicona de la bañera y del lavabo cuando esté vieja y mantener el orden son las pautas a seguir para no tener que reparar el esmalte del lavabo y disfrutar de un cuarto de baño brillante, como si fuera nuevo.