¿Qué tipos de ventanas para baños hay y cuál es la más idónea?

Tipos de ventanas para baños.

¿Qué tipos de ventanas para baños ofrece el mercado? Te damos consejos para elegir el material, cristal y el cierre y apertura de la ventana de tu baño.


Si tenemos la suerte de contar con un cuarto de baño con ventana démosle el protagonismo que se merece. En un espacio como este en el que la humedad y condensación son la norma, es importante elegir el tipo de ventana que mejor le conviene al baño. Hay muchas clases, elegir un modelo u otro dependerá de dónde esté colocada, la forma que tiene, el material que queramos utilizar, entre otras características.

Una ventana para el baño nos proporciona luz y protege del frío, del calor, de la polución, aísla de los ruidos, permite ventilar la estancia, y también, cumple una función estética. Cuando vamos a elegir el tipo de ventana para el baño que más conviene debemos tener factores como el material del marco (aluminio, madera, PVC, acero inoxidable, etc), el acristalamiento, el sistema de cierre y apertura, el diseño y el color. 

Tipos de ventanas para el baño según su material

Aunque hay muchos materiales con los que se puede fabricar el marco y perfiles de la ventana, los más habituales son el pvc, aluminio y madera. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, elegir uno u otro dependerá del precio, la eficiencia térmica, la durabilidad y la estética

Ventanas de PVC

El policloruro de vinilo o pvc es uno de los materiales más prácticos y modernos. Las ventanas de pvc son muy resistentes a las condiciones climáticas externas y necesitan un mantenimiento mínimo. Sus diseños variados se adaptan a cualquier estilo y al tacto son agradables. La ventaja de una ventana de pvc es que ofrece el mejor aislamiento.

Ventanas de madera

La madera es un aislante natural, las ventanas modernas de este material están tecnológicamente adaptadas para su durabilidad. Una ventana de madera regula la humedad y su calidez es única. Requiere algo de mantenimiento. La ventaja de una ventana de madera es que permite la mayor creatividad y diseño, además puedes cambiar el color fácilmente. Un cuarto de baño rústico es el espacio ideal para poner una ventana de madera. Aprovecha su estética natural y coloca unas bonitas cortinas de baño que dejen pasar la luz natural y realcen su protagonismo.

Ventanas de aluminio

Las primeras ventanas de aluminio eran muy simples y no ofrecían muchas posibilidades, su desarrollo tecnológico con el aluminio con ruptura de puente térmico (RPT) las convierte en un material aislante idóneo. Este material permite ofrecer variados diseños, colores y texturas. La ventaja de una ventana de aluminio es que es más resistente al fuego y tiene mayor durabilidad, en tamaños muy grandes este material es el más adecuado por su ligereza. 

¿Qué cristal va mejor para la ventana del baño?

El cristal de la ventana es otro de los factores que influyen en el aislamiento térmico y acústico. Puedes optar por poner cristal simple o doble pero si necesita un aislamiento superior existe la posibilidad de poner triple cristal. Normalmente entre las hojas de cristal se pone una cámara de aire deshidratado o gas para mayor aislamiento térmico y acústico.

El aislamiento del cristal depende no solo de las capas sino también del grosor y el tipo de vidrio. A mayor grosor y mayor espacio entre capas el aislamiento es mayor y la eficiencia energética también.

Puedes elegir diferentes acabados del cristal: liso y transparente, translúcidos con o sin textura, o innovadores con efecto ahumado o espejo.

Clases de apertura y cierre

Dependiendo del espacio donde esté la ventana del baño elegiremos entre los diferentes tipos de apertura.

  • Ventana abatible. El clásico sistema de apertura lateral total. El cierre es hermético pero ocupa espacio si tienes la ventana abierta. Si tienes un baño grande te puedes permitir poner esta ventana de baño sin problema.
  • Ventana corredera. Sencilla de colocar, las hojas se deslizan horizontalmente. Su principal ventaja es que no ocupa espacio al abrir, por lo que es muy adecuada para baños pequeños o para colocar en sitios limitados por columnas o el mueble de baño. La desventaja es que son más complicadas para limpiar, sobretodo sin son grandes, y no son herméticas.
  • Ventana batiente. Este tipo de ventana se abre hacia dentro, lo que puede restar algo de espacio. No se abre del todo y es hermética, se suele recomendar su uso como ventana para el baño. 
  • Ventana oscilobatiente. Un sistema muy versátil ya que te permite abrir lateralmente o inclinada hacia dentro.

¿Cómo tomar las medidas para elegir las ventanas del baño?

Para saber qué medida de ventana necesito, debemos tener en cuenta varias cosas:

  • Toma las medidas exactas en milímetros. 
  • Mide la anchura del hueco, la altura y las diagonales. 
  • Añade a esta medida 1 cm a lo alto y otro al ancho.
  • Si vas a poner persiana, el cajón no debe sobrepasar el hueco de la ventana.

Los materiales han evolucionado mucho y podemos hacer que la ventana forme parte de la decoración y el estilo de nuestro baño, funcionalidad y estética. Hay varios factores importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de ventana para el baño, todos tienen ventajas y desventajas. A la hora de reformar el baño debemos pensar bien qué tipo de ventana es el más adecuado para nuestro cuarto de baño. Una buena inversión en una ventana para el baño es la que nos garantice aislamiento y durabilidad, sin olvidar la estética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *